LECTURA DEL RECIBO

El contratista de lectura no interviene el equipo de medida, se limita a tomar un registro del estado del medidor para su posterior facturación, por lo cual no se hace necesario el aviso previo al usuario.

Las lecturas se promedian cuando se presentan los siguientes casos:

  • Cambio de medidor.
  • Medidor inaccesible.
  • Medidor defectuoso.
  • Medidor no ubicado.
  • Medidor manipulado por terceros.
  • Lectura dudosa.

Cabe señalar que de acuerdo al artículo 172° del Reglamento de la Ley de Concesiones Eléctricas el equipo de medición deberá encontrarse en un lugar accesible para el respectivo control por parte del concesionario; en caso contrario, la empresa se encuentra facultada a efectuar la facturación empleando un sistema de promedios.